PLANIFICA TU NUEVA VIDA PROFESIONAL... ¡¡Y A POR ELLA!!

Quizás llevas muchos años en la misma empresa y cada vez deseas con más ganas un cambio profesional. O te has formado en una nueva profesión que desarrollas en tu tiempo libre y que te gustaría fuera tu medio de vida íntegro. O te gustaría ganar un dinero extra con eso que se te da tan bien.

Sea como sea, tienes ese deseo y por fin decides darte una oportunidad pero no sabes muy bien por dónde empezar.  Crees en lo que ofreces, sin embargo, no sabes cómo llegar a tu potencial público ni cómo hacer que “se queden contigo”. Comienzas por tus contactos, ofreciéndote a tus amigos y compañeros de trabajo, confiando en que la vida te irá abriendo puertas. Pero las puertas no se abren, o igual que se abrieron al inicio ahora se cierran, y no sabes qué hacer. No obtienes los resultados que esperabas y te frustras y te surgen dudas. Desaparece tu creatividad y tu confianza y hasta piensas que deberías abandonar.

Fases de un proyecto, desde que no es más que una idea en tu cabeza hasta que se desarrolla y se analiza y evalúan los resultados. Es frecuente pasar directamente de la idea a la ejecución, sin haber definido una estrategia. La planificación es un paso radicalmente importante y facilitador de la consecución de nuestro objetivo. No trabajar en él nos deja más vulnerables a los factores externos y con menor capacidad de reacción.

Para evitar esto, dedica tiempo a la planificación de una estrategia que te lleve a la consecución de tu objetivo profesional y comprométete contigo misma/o a perseverar. 

 

Cinco ventajas de definir una hoja de ruta:

1.     Te sentirás seguro/a a pesar de los contratiempos.

2.     Tendrás elementos objetivos para analizar los resultados de tus acciones.

3.     Te permitirá poner toda tu energía en la consecución de un fin, sin distraerte.

4.     El ir alcanzando pequeñas metas te dará la confianza para seguir adelante.

5.     Dejarás de trabajar de manera reactiva, reaccionando ante cualquier estímulo externo, perdiendo enfoque y determinación.

 

¿CÓMO QUIERO QUE SEA MI FUTURA VIDA (PROFESIONAL)?

Conseguir clientes y vivir de la actividad profesional que ofreces es, generalmente, una carrera de fondo. Por eso se hace tan necesario el concretar tu objetivo profesional y que este sea el que inspire todas tus acciones hasta que lo alcances. Definir ese objetivo es, no solo pensar en cómo quieres trabajar, sino cómo quieres vivir.

Eres el/la protagonista y artífice de un nuevo comienzo en tu vida profesional. Una nueva carrera, diseñada a tu medida, te está esperando.

Ordenar tus prioridades, sacar a la luz tus pasiones, definir cuánto espacio va a ocupar en tu vida este nuevo trabajo y cómo será o listar tus competencias profesionales será necesario para dibujar un objetivo real, ajustado y a la vez estimulante. Precisa lo más posible cómo te gustaría vivir si ya estuvieras ganando dinero con tu actividad profesional. Por ejemplo: quiero vender mis alimentos ecológicos a los/as vecinos/as de mi pueblo y alrededores (pues soy una persona con fuertes valores ecológicos y muy cercana) a la vez que tener tiempo para mi familia, o quiero dedicarme a impartir talleres de danza para profesionales por todo el mundo (pues soy una persona expansiva, que le encanta viajar y que tiene muchos contactos).

Atrévete a soñar y sincroniza tus pasiones, tus habilidades y tus aptitudes profesionales definiendo un objetivo profesional a largo plazo que se ajuste a ti como un guante.

 

DISEÑO DE MI HOJA DE RUTA

Ya tienes definido el punto final de tu viaje, ahora queda darle forma al cómo y cuándo vas a llegar a él. Para ello deberás definir un calendario de trabajo, con el plazo final para conseguir tu objetivo, las metas que tendrás que ir alcanzando gradualmente así como las acciones que llevarás a cabo. Y a todo ello le asignarás unas fechas de ejecución. Como resultado, tendrás un calendario de tareas a corto, medio y largo plazo. 

 

Para diseñar tu calendario de trabajo es muy importante tener en cuenta los factores externos que pueden condicionar la cantidad y calidad del tiempo disponible que tienes para trabajar en la consecución de las metas, estableciendo así plazos realistas con los que tengas más garantía de éxito. No es lo mismo si trabajas por cuenta ajena a tiempo parcial, si tienes hijos o familiares a los que cuidar, o si por el contrario, te has pedido una excedencia en el trabajo para apostar por tu proyecto o dispones de ahorros suficientes como para dedicarle el 100% de tu tiempo. En unos casos habrá que establecer plazos de ejecución más dilatados por carecer de menor tiempo para trabajar en ello.

Coge lápiz y papel y empieza definiendo las pequeñas metas a alcanzar que te llevarán a tu objetivo final. Cuando tengas listadas todas las metas dedica a cada una de ellas el ejercicio mental de pormenorizar las acciones que tendrás que llevar a cabo.

En el ejemplo de la venta de productos ecológicos, las metas y acciones podrían ser así: 

- Meta 1: Ser conocida/o por los grupos/asociaciones objetivo del pueblo y alrededores.

  • Hacer una base de datos de todas las asociaciones locales.
  • Preparar una presentación y folletos para enviarles por correo y solicitar un día para hacer una presentación presencial de tus productos.

- Meta 2: Vender los productos en markets locales.

  • Preparar el puesto. 
  • Diseñar cartelería con información sobre ofertas y cómo realizar los pedidos. 
  • Estudiar de la competencia.

Meta 3: Establecer sinergias con otros/as artesanos/as.

  • Asistir a eventos de networking. 
  • Hacer una base de datos de los/as artesanos/as locales más interesantes para ofrecerles colaboración. 
  • Contactar directamente con posibles colaboradores.

 

La hoja de ruta no será una herramienta estática, pues una vez que pases a la acción aparecerán factores externos que probablemente obliguen a replantear su diseño. Es aconsejable establecer, dentro del calendario de trabajo, estos periodos de análisis de resultados para sopesar si se definen nuevas metas, se modifican acciones o se añaden, etcétera.

Si aunque todo lo expuesto te parece muy útil y provechoso pero no sabes por dónde empezar o cómo hacerlo, te recomiendo que busques ayuda externa (amigos, coaches, personas que han logrado su objetivo profesional, etcétera), pero que en ningún caso te saltes este valioso paso previo a ponerte en acción.

¡¡Mucha suerte y a trabajar!!